Elimina los puntos negros fácilmente con este aceite natural

Compartir

Los puntos negros se producen debido a que los poros de la piel se obstruyen por la transpiración excesiva de las glándulas y la queratina se oxidan produciendo una especie de punto de negro que consiste en una lesión honda con un orificio de color oscuro. Por otra parte estas imperfecciones que son producidas gracias al exceso de grasa y la acumulación de células muertas.

Estas pequeñas obstrucciones en los poros, en forma de espinillas, que suelen originarse con frecuencia en el rostro con mayor facilidad en nariz, barbilla, y las mejillas.Su aparición está relacionada con la falta de higiene facial, aunque son más comunes entre aquellos que tienen desbalances hormonales.

Para retirar estos puntos molestos del rostro es necesario la limpieza fácil. En el mercado existen productos que son bastante útiles para cumplir nuestro objetivo, también hay diversos tratamientos caseros que resultarán muy eficientes. Para eliminar los puntos negros es necesario mantener una rutina de limpieza profunda, empezando por lavar el rostro constantemente y retirarnos el maquillaje todas las noches.

1-Mascarilla de yogurt, pepino y perejil

Mete dos cucharadas de yogurt natural, hojas de perejil y medio pepino en la licuadora, déjala hasta que notes que es una pasta homogénea. Aplica sobre el rostro y déjala 15 minutos, retira con agua tibia.

2- Vapor Calienta agua en un recipiente

Deja que haga suficiente vapor y coloca la cara encima donde no haya riesgo de que te quemes, pero que sí te llegue suficiente vapor. Quédate unos cuantos minutos y te retiras, inmediatamente aprieta la zona donde tienes los puntos negros, gracias al calor la piel se expande y los poros se abren facilitando la limpieza. Puedes poner algodones en tus dedos para que no te queden marcas en el rostro.

3- Mascarilla con gelatina sin sabor y leche En un recipiente vierte una cucharada de leche y añade una cucharada de gelatina sin sabor. Mezcla hasta formar una pasta, posteriormente calienta por diez segundos y con un pincel vas poniendo la pasta en los lugares donde están los puntos, lo dejas actuar por 10 minutos y lo quitas con las manos ya que la mascarilla quedará como un gel.

Compartir